Como aprender ingles

Fm vale 97.50

Lo de las monjitas esas de clausura a las que les han robado millón y medio de euros en billetes de quinientos metidos en bolsas, (ver AQUÍ), me ha recordado lo que le ocurrió a uno del Pueblo hace muchos años, en tiempos de posguerra y hambruna, y por combatirla, de estraperlo y contrabando.

A ese uno del Pueblo le decían el Puño, que no por pendenciero sino porque en cuanto agarraba un céntimo no lo soltaba así lo mataran.

Radio vale (6)

El Puño hizo dinero a base de pasar por la frontera azúcar, harina y medias, y con ese capital montó una tienda de todo en el Pueblo, la primera tienda que hubo. Y digo tienda de todo porque de todo había, y lo que no, lo conseguía en pocos días, fuera como fuera, que en ocasiones no podía aclarar de donde había salido el producto.

Un día, los gritos del Puño despertaron a todo el Valle, y contó a quien le quiso escuchar, y a quien no también, que le habían robado un millón de pesetas.

Cuando llegó el aguacil, perro viejo que sabía de qué pie cojeaba el Puño, y no por oídas sino porque lo había perseguido por los montes no pocas veces, le hizo ver que él, el Puño, no tenía modo de justificar un millón de aquellos tiempos, que si denunciaba que le habían robado tanto, tendría que responder no sólo ante hacienda sino también ante la justicia. El puño se lo pensó dos veces, y cuando fue al juzgado declaró que le habían quitado cuatrocientas mil pesetas.