Como aprender ingles

Tarjeta roja directa

Tu ignorancia rompe todos mis esquemas y deja que caiga en vacío mi llanto.

Escuchas mi voz en el sueño, mientras, yo en vigilia sigo recorriendo tus caderas con mis ojos. Duermes dándome la espalda, pero basta que te llame susurrando para que te vuelvas hacia mí ¿nunca te lo dije? Si, esa noche en la que yo mantuve mis ojos abiertos te llamaba… y tú venias.

Pero da igual, lo curioso es que hace mucho tiempo que me di por aludida, ¿aludida? Pero si tu misma me lo Tarjeta roja directa.

Y ahora, lloro, porque quiero verte sonreír, porque quiero que seas feliz, que salgas de esa tristeza que viste tu cuerpo, Click aquí toda dulzura a tus ojos y llenándolos de melancolía.

No entiendo por qué todo esto me sigue importando, porque a pesar de tus rechazos quiero ayudarte.

Pasividad en mis sentidos.

Al final los planes parecen que salieron tal y como había pensado.
Anoche celebré Noche nueva, que si, que todas las noches son nuevas, pero yo necesitaba darle un nombre especial al momento.
He de reconocer que estuve apunto de no ir y de volver a quedarme en casa otra vez tirada en el sofá viendo películas ya que no me encontraba muy bien y la sinusitis me tenía bien fastidiada, pero echaba mucho de menos a mis nenes…

Y así fue, me recogieron, nos fuimos a cenar y de fiestecita.
Fue algo curioso, casi todos estábamos algo fastidiados por algo, a uno le dolía la cabeza, otra estaba resfriada o no le había sentado bien la cena…
A pesar de todo conseguimos animar la fiesta y divertirnos mucho aunque estábamos solos en el local, mejor..sin codazos.

Y esta mañana por arte de magia no me duele para nada la cabeza ¿el alcohol cura la sinusitis? ¿O es que aún sigo dormida..?.

” Y soñé con tus labios, con el incendio de mis recuerdos y el anhelo de contemplarte…”